lunes, octubre 24, 2011

La vuelta al mundo en 28 e-mails,
Stefano Bordiglioni,
Almadraba, Barcelona, 2011. Colección Pícnic


La vuelta al mundo en 28 e-mails es un texto que emplea una herramienta tan actual como es el correo electrónico para construir todo el relato. Pensamos que, inicialmente, su lectura ha de ser muy atractiva para los chicos y chicas de 10 años en adelante, puesto que apela directamente a su competencia digital.
En 28 correos electrónicos, como reza el título, tenemos ocasión de dar la vuelta al mundo, desde Marruecos a México y Guatemala, pasando por Estados Unidos y la Polinesa. Fabrizio es el joven afortunado que emprende, con su padre, la vuelta al mundo, ya que su padre es periodista. Sus amigos de la escuela, Sara y Giulio, le piden que no deje de comentarles cómo le va el viaje para que ellos lo vivan, de alguna manera, en primera persona. Fabrizio cumple su palabra y se lanza a escribir breves correos en los que da las pinceladas básicas de los lugares que visita, los aspectos que a él le llaman la atención, las comidas típicas, los problemas que tienen que superar… Mientras, sus amigos, también en un intercambio de correos, hacen sus propios comentarios, hablan de la escuela, de la cotidianeidad…
La vuelta al mundo en 28 e-mails está escrito de una manera muy clara y directa. Por otro lado, el humor y las situaciones humorísticas están presentes en el relato en todo momento, sobre todo, en los comentarios y las pullas amistosas que se lanzan los tres amigos, Fabricio, Giulio y Sara.
Por otro lado, el relato es muy enriquecedor desde el punto de vista cultural ya que acerca, aunque sea de manera breve, al lector a muchas ciudades, a muchas maneras de entender la vida, a muchas situaciones no siempre justas y eso, seguramente, aguijoneará la curiosidad del lector como les ocurre a Giulio y Sara que tratan de encontrar similitudes entre lo que cuenta Fabrizio y su día a día, sobre todo, las situaciones escolares.
Fabrizio, por otro lado, se ha ausentado del colegio una temporada, pero está en contacto con los profesores vía Internet ya que ha de hacer los deberes cada día y eso, al fin y al cabo, es un consuelo para sus amigos que lo envidian sanamente.
La vuelta al mundo en 28 e-mails es un texto entretenido, que se lee de una manera rápida puesto que su formato, en forma de correo, así lo permite, que no cansa al lector en ningún momento. Es, por otro lado, un texto muy apropiado para trabajar en clase, como lo demuestra la propuesta lectora que ofrece la propia editorial.
El libro, por último, está también editado en catalán, con el título La volta al món en 28 correus electrònics, publicado por Castellnou, también en la colección Pícnic, aunque la versión catalana.

0 comentarios:

Publicar un comentario