domingo, mayo 21, 2017

Natalí Tentori -Elizabeth Builes,
Kalandraka, 2017

Arroz con leche es el actual Premio de Poesía para Niños Ciudad de Orihuela. Está formado por un ramillete de poemas que tienen en común un aspecto gramatical; esto es, la autora, Natalí Tentori, escoge un verbo en infinitivo para nombrarlos. Así, Bordar, Abrir la puerta, Jugar, Barrer, Cazar, Lavar, Perdonar, Hilar, Tejer, Reír, Portear, Bendecir, Descansar, Conversar, Cantar o Llorar son los títulos de los poemas, unidos, además, por una cuestión de significado. Precisamente de la canción tradicional Arroz con leche toma la poeta parte del entramado externo de su texto, aunque, como veremos le da una nueva perspectiva, un nuevo significado.
Arroz con leche enlaza con la campaña argentina NiUnaMenos que, a través de las redes sociales, denuncia la violencia de género femenino. Y femenino es el universo de estos versos que, con un lenguaje hermoso, rotundo, cargado de matices y tremendamente rico, nos acercan a las relaciones afectivas entre abuelas, madres e hijas. Es un mundo íntimo el que aquí se desvela, un mundo pequeño y compartido, cargado de secretos, de artes ancestrales, de cariño, de ejemplo y de memoria. Ese mundo de las mujeres tan arraigado a la tierra es el que, con ojos de niña, contemplamos en Arroz con leche. 
Los poemas está cuajados de imágenes de la naturaleza, de lo cotidiano, de oficios antiguos, de canciones, de emociones y de sentimientos. Son poemas en los que la rima no importa ni el metro, ya que se acogen a la polirritmia, pero, como ya hemos dicho, el idioma lleno de matices, de secretos; el idioma rico de los diálogos, de las palabras heredadas, de los sueños, de las melancolías, de las tristezas de niños, de las manos de la abuela, del trabajo de las mujeres; ese idioma común, hermoso y rortundo, es el dueño absoluto del poemario. Las palabras saben, huelen, lloran, juegan, se dan la mano, se esconden, se lavan la cara y se ríen porque tienen vida y coraje.
Las ilustraciones sugeridas, esbozadas, contenidas, aunque firmes, de Elizaberh Builes y tenuemente coloreadas nos abren los ojos a la naturaleza, al mar, a los sueños, a la vegetación, al cariño de las manos y de los afectos de las abuelas y, sobre todo, a la ternura de este universo mínimo, pequeño, pero tan repleto de símbolos y de sensibilidad.
En definitiva, un poemario para almas sensibles que disfrutarán por igual niños, sobre todo niñas, y adultos, sobre todo madres y abuelas,  ya que, en definitiva, como se lee en el poema Epílogo, apela a una mujer:
"que crea en sí misma
y salga a luchar
por conquistar sus sueños
de más libertad".
La imagen del corro con la que se ilustra la portada y se cierra el poemario es una metáfora de esta unión y complicidad que se crea en Arroz con leche


domingo, mayo 14, 2017

L`Àlex i el ratolí de corda,
Leo Lionni
Kalandraka, 2017

El llibre que estem recomanant ara mateix es pot considerar un clàssic contemporani, atès que va ser publicat l`any 1969. És bo i necessari que els nens lectors d`avui s`acostin a aquest text amb la seva mirada actual perquè. segur, que entendran millor que ningú l`amistat entre l`Àlex i el Guim.
Els dos protagonistes són dos ratolins diferents, un, l`Àlex, és real i comença a sentir-se molt sol perquè tothom el fa fora i tothom el rebutja. En canvi, el Quim, que és un ratolí mecànic està molt content perquè és el favorit de la nena que sempre juga amb ell i ningú li té por.
D`alguna manera l`Àlex decideix que vol ser també con el Guim i es posa en mans d`un llangardaix màgic que té el poder de donar-li allò que vol. Peró...ep! Què passa? Semba que en Guim ja no és tan feliç, perquè la seva nena l`acaba de deixar entre les andròmines doncs té una nova joguina. Llavors, qui té més sort, l`Àlex o en Quim?
Finalment és el ratolí mecànic que canvia de natura i es torna real perquè el seu veritable amic, l`Àlex, de manera molt generosa, ha demanat pel seu amic el desig que tenia per ell. Així en Quim i l`Àlex podran compartir espai, somnis i il.lusions.
l´Àleix aprèn una lliçó cabdal que podran entendre molt bé els lectors: l´afecte passatger no serveix de res, l`afecte que va acompanyat de l`amor i l`amistat és el que ens fa ser millors persones i el que ens fa créixer. 
El text, per altra banda, està il.lustrat amb la tècnica del collage i mostra unes imatges senzilles, clares, molts impactants i plenes de llum, que, segur, faran que els més petits es fixin bé en els dos personatges i les coses que els rodegen.
L`Àlex i el ratolí de corda va adreçat als pre-lectors o als primers lectors, però tots en gaudirem de la seva lectura, com ens passa amb altres títols d`aquest creador holandès , ja un clàssic, com dèiem, de la literatura infantil. Recordem que amb aquest text va ser premiat amb la Medalla d`Honor Caldecott.




La presentación de La lucidez del alba desvelada el próximo 25 de mayo, en Madrid, en la sede de l`AEAE, reunirá, de nuevo, a amigos y creadores de las dos orillas, nombre que recibe este blog que pretende, precisamente, eso, unir las dos orillas y propiciar el intercambio cultural y humano entre todos los que creemos en la palabra.
Compartirán mesa y arroparán al poeta español, el escritor Aurelio  González Ovies, la escritora María García Esperón y quien está escribiendo estas líneas, Anabel Sáiz.