viernes, junio 03, 2011


A continuación, ofrecemos algunos títulos, brevemente reseñados, que la Editorial SM ofrece a los más pequeños de la casa. Hay distintas apuestas, libros que fomentan la imaginación, el juego, las relaciones personales y, por supuesto, la curiosidad y el asombro. Varios de ellos son hermosos regalos por su especial formato o por los elementos que contienen. Son libros que harán disfrutar y crecer a los niños y, de paso, ilusionarán a los adultos que los cuenten o los lean o, simplemente, los expliquen.

“El Barco”, de Bianca Lucas es un buen libro para regalar a los más pequeños, hasta 5 años. Presenta un formado alargado, en forma de barco y permite que el pequeño, que aún no lee, interactúe con el adulto que le cuenta la historia ya que incluye cuatro marionetas en forma de dedo. Los personajes son cuatro animales, un pingüino, un ratón, un gato y una rana. Estos suben y bajan del barco conforme se lee el cuento, a la vez que se descubren, a través de las ventanas, nuevos paisajes. “El Barco” es un libro-juego muy original y ocurrente. Un buen regalo, insistimos.

Otro buen regalo, y muy vistoso, es el título “Los piratas”, de Derek Matthews. Se trata de un álbum espectacular por los popo-ups que incluye y los sonidos que reproduce. La aventura no es otra que la del capitán prata Pepe y su tripulación que acaban encontrando un gran tesoro. Todo ello, por supuesto, aderezado por el sonido del barco, el ajá del pirata, el graznido  del loro, el canto de las gaviotas y, como colofón, la alegría de la fiesta al encontrar el tesoro. En cada página, además, se incluyen, en los márgenes, distintos objetos y personajes relacionados con el cuento para que el niño los identifique y, de paso, vaya aprendiendo a ver cómo se escriben las palabras. “Los piratas” es, en fin, un festín para la imaginación del niño, como el resto de libros que forman la colección “Sonidos”.

“Sam Sam no quiere dormir”, de Serge Bloch y traducido por Teresa Tellechea, es uno de los títulos de la colección “Mi vida de héroe”, protagonizada por el pequeño héroe cósmico SamSam. En esta ocasión, SamSam tiene problemas para dormir y busca todas las excusas del mundo para que sus padres se queden con él un rato más. El libro, en formato reducido y muy manejable, se destina también a los más pequeños y es una buena ayuda para favorecerles el sueño y hacerles ver que no hay nada malo en dormir, al contrario. SamSam finalmente lo logra y eso es importante para él y le permite crecer. Las ilustraciones del libro son brillantes, ya que domina el color rojo, el propio de los héroes que forman esta especial familia cósmica, con la que nos podemos identificar los humanos. Al final, se incluyen unos cuantos consejos para ayudar a coger el sueño.

“El libro de los bebés”, de Guido van Genechten, es otro precioso libro, en formato de álbum, que contiene unas ilustraciones hermosas y muy realistas. El cuento muestra, al pequeño lector, la diversidad de crías o bebés que hay en el mundo animal, desde el ratón hasta el pollito, pasando por la oveja o el propio ser humano. Todos ellos están unidos por la misma necesidad de protección y vulnerabilidad que muestran los recién nacidos. Sin duda, “El libro de los bebés” ayudará a los niños y niñas a descubrirse en otros seres animales y a sentirse integrantes de un todo.

Dentro de la colección Sentimientos, el título “Cosas que me gustan acerca de mí”, de Tracey Moromey, es un precioso libro que combina los dibujos con las ilustraciones de una forma perfecta ya que trata de enseñarnos, a niños y grandes, lo importante que es tener una buena autoestima. Para ser felices, para aprender a aceptarse no hay nada mejor que aprender a valorarse uno mismo. Eso no es egoísmo, por supuesto, sino una buena señal de salud mental. Solo si te sientes feliz, puedes transmitir felicidad. Es lo que le ocurre al conejito protagonista del libro, quien lleva un gran corazón pintado en el jersey, como prueba de su capacidad de aceptación. Hagas lo que hagas, nos dice el autor, has de aprender a valorarte. El libro, por otra parte, incluye, como todos los de la colección, una ficha con consejos para los padres, para que aprendan a trabajar, con sus hijos, este concepto tan importante de la autoestima.



De la colección “Emma”, el título “Emma en la oficina de su padre”, de Susie Morgentern e ilustrado, como siempre, por Séverine Cordier, nos lleva al mundo laboral. Todos los niños y niñas sienten curiosidad por el trabajo que desarrollan sus padres y Emma no es ninguna excepción. Su padre la lleva a la oficina y allí, la pequeña, contempla asombrada a su padre a plena acción, trabajando. Nada se parece a su vida cotidiana, hasta su padre es distinto, más serio y más ocupado. No obstante, hay algo que sí es hermoso: la merienda que comparten todos con Emma. Eso sí, la pequeña cree que aún es pronto para trabajar. El libro, de tapas duras como toda la colección, ayudará a los pequeños entender que sus padres tienen una especie de doble existencia, la de casa y la del trabajo y que no por eso dejan de quererlos y ocuparse de ellos.

0 comentarios:

Publicar un comentario