miércoles, abril 02, 2014







Mishiyu,
Ricardo Alcántara - Rebeca Luciani,
Combel, 2014.

Mishiyu es un relato que no dejará indiferentes a los lectores. Buena prueba, además, de que la literatura no tiene ni edad ni calificaciones. O es buena o no lo es. Y este texto es excelente.
Ricardo Alcántara escribe una historia emotiva y emocionante porque nos habla de sentimientos, de sueños cumplidos, de retos personales y de amor. Dos seres están destinados a encontrarse como madre e hijo, aunque, biológicamente, no lo sean. Mientras el pequeño Mishiyu vive en un orfanato, pasándolo mal, con sueños duros y un presente hostil; una joven tozuda y recia, Isabel, se empeña, contra viento en marea, en adoptar a un niño. A Mishiyu.
El relato nos habla de la adopción y del sentimiento de la maternidad, de cómo se fragua y cómo, poco a poco, va calando y abriéndose paso, no solo en la propia Isabel, sino en el niño que, despacio, sin hacer ruido, con sigilo y algún temor, acaba aceptando que Isabel ha llegado a su vida para quedarse y que, efectivamente, es su madre. Su madre y su refugio.
Ricardo Alcántara sabe escoger las palabras, las situaciones cotidianas, las circunstancias personales y embellecerlas gracias a la ternura y al amor que sus personajes manifiestan. No hay nada que el cariño continuado y tenaz de una madre no pueda lograr. Gracias a Isabel, Mishiyu aprende que tiene un lugar en el mundo y que vale la pena vivir, mientras que ella, muerta de miedo por su recién estrenada maternidad, saca fuerzas de donde sea para proteger a ese niño desvalido que es, ni más ni menos, su hijo.
Rebeca Luciani ilustra el texto, con unas imágenes generosas, amplias, llenas de expresividad, en donde las miradas y los gestos son esenciales. Gracias a estas imágenes el lector, en este caso, el pequeño lector, puede hacerse una idea de cómo se sentía Mishiyu al principio y cómo se siente al terminar el relato.
Es, sin duda, un álbum ilustrado precioso y un regalo para el alma y los sentidos. Un buen texto para celebrar el Día de la Literatura Infantil y Juvenil.

0 comentarios:

Publicar un comentario