domingo, mayo 20, 2012

La hormiga Miga en la biblioteca (La formiga Piga va a la biblioteca),
Emili Teixidor,
Madrid, SM, El Barco de Vapor, 218, 2012.



Han pasado 15 años desde que Emili Teixidor diera a conocer a uno de sus personajes infantiles más emblemáticos, la hormiga Miga o la “formiga Piga”. El primer título fue la amiga más amiga de la hormiga Miga (La formiga més amiga de la formiga Piga). Esta hormiga tan simpática, curiosa y observadora ha acompañado a los niños que hoy son adolescentes en su crecimiento y sigue haciéndolo con las nuevas generaciones.
El último título de la serie es La hormiga Miga en la biblioteca (La formiga Piga va a la biblioteca). En esta ocasión Miga recibe el encargo de la reina, quien se recupera de una enfermedad, para que vaya a la biblioteca y le consiga unos cuantos libros para entretenerse durante la convalecencia. La lechuza andaluza, la bibliotecaria, no solo le propone algunos títulos, sino que nos pasea, a Miga y a los pequeños lectores, a través de las grandes obras de la literatura de todos los tiempos.
Desde La Ilíada, La Odisea o La Eneida, pasando por La Biblia, El Cantar de Mio Cid, la Chanson de Roland,  El Quijote o Tirant lo Blanc, hasta La metamorfosis, La isla del tesoro o Robinson Crusoe. Pero no se conforma con eso, no, sino que también da alguna pincelada de poesía, con García Lorca, Salvador Espriu y Miguel Hernández e, incluso, recoge las propias vivencias de la bibliotecaria quien archiva en su mente y en su imaginación momentos gloriosos de todas sus lecturas, de los cuentos de hadas, de Platero y yo e, incluso, de Alicia en el País de las Maravillas.
Emili Teixidor no se limita a ofrecer una lista de títulos, sino que los adorna con comentarios sencillos, pero muy certeros y bien estructurados en torno a los argumentos o a las particularidades de cada uno de los libros. De esta manera, el lector se va dejando seducir por nombres, por obras, por personajes que, gracias a Miga, van pasando a formar parte de sus conocimientos, de su saber, de su incipiente cultura.
La hormiga Miga en la biblioteca se destina a los lectores a partir de 8 años, pero pensamos que no estaría de más que lo leyeran los alumnos del primer ciclo de ESO quienes, por desgracia, a causa de los distintos programas educativos, no siempre pueden disfrutar de la buena literatura. Teixidor sabe mucho de los clásicos y sabe que son siempre actuales, de ahí que escoja a uno de sus personajes más conocidos, Miga, para que los introduzca porque lo clásico y lo infantil no tienen por qué llevarse mal, al contrario.
Gabriela Rubio ilustra en libro y escoge un tipo de dibujos en blanco y negro que recrean muy bien el espacio de la biblioteca, así como ciertas portadas y personajes. Es también una invitación para que el lector se atreva a cruzar la puerta de los clásicos y… los lea.

0 comentarios:

Publicar un comentario