viernes, noviembre 15, 2013




Mamá,
Mariana Ruiz Johnson,
Kalandraka, 2013.
La palabra "mamá" esconde un sinfín de connotaciones y emociones. Su presencia amorosa es fundamental durante toda la vida, mucho más en la infancia. La escritora e ilustradora argentina Mariana Ruiz Johnson entiende el concepto madre de una forma  amplia y universal, casi panteísta, porque en todas las especies las madres son esenciales.
Algo tan sencillo y a la vez tan espléndido como es el origen de la vida y la relación entre madre e hijo es lo que los primeros lectores encontrarán en este álbum maravilloso que es Mamá. El texto sencillo, pero muy poético y esencial, se organiza en torno a versos de arte menor, hexasílabos y en forma de pareados. Poco a poco, la escritora muestra cómo es de amplio el amor de una madre, desde su capacidad de dar a luz, hasta la de proteger e, incluso, reñir porque, detrás de una regañina también se oculta mucho amor, sin duda. 
Toda la naturaleza se viste de gala gracias a las ilustraciones contundentes de Mariana Ruiz Johnson. Los versos parecen acunarse entre colores y detalles abigarrados en donde lo que importa es el impacto sensorial y emocional. Son ilustraciones muy cercanas al arte popular latinoamericano y, por lo tanto, muy apegadas a la tierra que, al fin y al cabo, es la gran madre. No hay que olvidar tampoco la influencia de Paul Klee en este estallido de luz que es Mamá.
El libro comienza de forma universal: "Mamá es tantas cosas..." y haciendo que la mujer comparta protagonismo con otros animales hembra unidos por el corazón, por los afectos. Poco a poco, esas cosas se irán desvelando y tomando nombre. La madre es centro, es alimento, es canto, es río, es alegría, es refugio y puerto seguro. Mamá es "la que ahora me lee estos versos" nos dice el pequeño protagonista que, es, al fin, quien cuenta la historia, en primera persona. 
El texto presenta una estructura circular, ya que termina cerrando el ciclo: "Mamá es tantas cosas... Esconde universos".
Mamá es un libro que no pasará de moda porque cualquier persona, de cualquier edad y procedencia, se sentirá cautivado no solo por el texto, sino por las ilustraciones. Es imposible quedarse al margen porque todos, sin distinción, tenemos madre, grandes y pequeños. Todos somos capaces de sentir que la nuestra, en especial, ha sido o es, "tantas cosas...".
 El álbum ha sido, además, distinguido con el VI Premio Internacional Compostela de Álbum Ilustrado.
Con el libro se regala un cuadernillo "para guardar retahílas, canciones y juegos para disfrutar con los más pequeños2. Excelente idea.

0 comentarios:

Publicar un comentario