domingo, noviembre 03, 2013

Lecciones de Vida,
Barcelona, Edebé, 2013.
Lecciones de vida es una colección, auspiciada por Edebé, que se dirige a los primeros lectores para ofrecerles, de forma amena y bien narrada, algunas circunstancias con las que pueden encontrarse en la vida.
Hasta la fecha son cuatro libros los que integran la colección y en cada uno de ellos se aborda una problemática concreta. Hay que añadir en que no son textos ramplones ni ñoños, sino bien pensados y destinados a que el niño pase un buen rato leyendo, a la vez que reflexione acerca de sí mismo y de su entorno.
Jennifer Moore-Mallinos es la autora de los textos y Gustavo Mazali su ilustrador. Texto e ilustración se entremezclan, de manera armónica y realista, para captar la atención de los niños.
A menudo no es fácil abordar, por ejemplo, el paro ni el poder del dinero. Pues bien, estos libros, a través de una historia, logran que se piense, que se entienda el valor del esfuerzo, el valor de la colaboración y la necesidad de sentirse parte de un grupo, ya sea la familia o el propio barrio.
En Papá ha perdido el trabajo, la pequeña narradora, en primera persona, comparte con nosotros lo duro que fue que su padre se quedara en el paro, pero también aporta notas de esperanza y posibles pequeñas-grandes ayudas, como es la llamada Operación Ahorro; es decir, que no se gaste en lo superfluo y sí en lo necesario.
En ¡El dinero no crece en los árboles!, el protagonista, un niño, nos cuenta un extraño sueño en el que todo lo que quería se hacía realidad porque el dinero se podía coger de los árboles. Ahora bien, lo que parecería una gran ventaja, se convierte en un gran inconveniente. Es imposible atender a todo, así que, como decide el narrador, lo mejor es esforzarse para conseguir el dinero que se necesite y él opta por ayudar a su madre.
En Estudiar es duro, la lección de vida que se comparte es importantísima para los más pequeños. Vale la pena estudiar porque vale la pena aprender. Así de sencillo. Lo que, en principio, es duro se convierte, gracias al esfuerzo, en alegría. El pequeño que, en el relato, se pelea con las matemáticas, logra, gracias a él y a su maestra, sacar un 8. Vale la pena el sacrificio, nos dice al final... porque ¡aprender es fácil!
Finalmente, en Un barrio es más que un conjunto de casas se evidencia la importancia del lugar en el que se vive y de que todas las personas que habitan en el barrio son necesarias para que la existencia sea más fácil y cordial. No hay acciones pequeñas, reflexiona la niña narradora, porque, cuando ella decide coger los excrementos de los perros, está contribuyendo a que su barrio sea más limpio y mejor. Como deberían contribuir el resto de los habitantes.

Lecciones de vida, como estamos viendo, son relatos escritos en primera persona que inciden en una temática determinada de manera amena. La ternura, el humor, el compañerismo, la amistad, los valores básicos de la vida... son temas en los que vale la pena detenerse. Nunca pasan de moda.
Los libros, además, podrían leerse también en los colegios  también porque, de cada uno de ellos, se entresacan varios temas sobre los cuales no está de más que se debata.
Al final de cada texto se incluye una guía con propuestas y nuevas reflexiones para padres y educadores.


0 comentarios:

Publicar un comentario