sábado, enero 31, 2015

Emociones con cuento, Ana Isabel Fraga Sánchez - Lucas Domínguez Fraga
Mandala, 2014.

Emociones con cuento es un libro singular y delicioso. Su autora, Ana Isabel Fraga Sánchez, buena conocedora de la disciplina positiva, se acerca a los niños, pero lo hace con una doble perspectiva, la del niño y la del adulto. Es, por así decirlo, un texto que ayudará a padres e hijos a gestionar sus emociones y a crecer juntos.
En la línea de los relatos iniciáticos, tipo El caballero de la armadura oxidada, la autora escoge a un personaje de cuento, el dragón, y le hace vivir distintas aventuras con el objeto de permitir al lector su identificación con las peripecias de Dopi, que así se llama el dragón. Rompiendo los estereotipos de los cuentos de hadas, Ana Isabel Fraga Sánchez nos presenta a un dragón noble y acomplejado por sus lunares. En el primer relato, y la piedra angular de todo el libro, se nos muestra cómo la autoestima de Dopi estaba bajo mínimos y cómo, finalmente, gracias a un dragón sabio y a su familia, descubre que en la diferencia está la hermosura y se acaba aceptando a sí mismo de buen grado.
A partir de este primer cuento, se desgranan los seis siguientes. En cada uno de ellos, Dopi, ya en compañia del viejo dragón sabio que lo instruye y le ayuda en su camino de crecimiento personal, descubre una emoción y aprende a canalizarla. Se tratan el miedo, la tristeza, el enfado, el aburrimiento, los celos y la culpa.
Además de los cuentos, escritos con gracia y soltura, Ana Isabel Fraga incluye, tras cada relato, unas breves notas en las que nos da pistas acerca de cada una de las emociones tratadas y orienta, al adulto, para que sepa  cómo debe explicarlas al niño. De una forma cercana, sin sermones, la autora aconseja qué no debemos hacer y qué es lo correcto. Además, añade algunas pistas que permitirán al adulto entender qué siente el niño ante el miedo o la tristeza; ante el señor miedo, la señora tristeza o el señor enfado.
Cabe añadir que cuando se termina un relato, se formulan, en segunda persona, unas preguntas que permitirán al niño ahondar en esa emoción determinada, empatizar con el dragón y entender qué lo que le ocurre es lo más natural del mundo.
Emociones con cuento es un libro breve en cuanto al formato, pero muy intenso en cuanto al contenido, porque es un libro que hay que leer con atención y paladearlo. Sin duda, podrá acompañar a los más pequeños en su evolución personal y ganará con cada lectura porque, a medida que el niño vaya creciendo y canalizando mejor sus emociones, aprenderá a valorar aún más su contenido.
Es un libro que no debería faltar en los hogares ni en las escuelas o en todos los lugares en los que haya un niño creciendo.
El libro, además, tiene un atractivo añadido: las ilustraciones. El hijo de la autora, Lucas Domínguez Fraga, recoge, con sus pinturas infantiles, todo un mundo de color en donde los lunares son muy vistosos y en donde no existe doblez ni doble sentido.
Como bien dice la autora en el prólogo, que ella titula "Derribando mitos": "Las conductas se corrige, se hablan, se acuerdan, se instauran normas... y se hace con firmeza. Pero es que la fiermeza puede (y debe) ir siempre de la mano del respeto, la amabilidad y el amor". Bienvenidas sean estas emociones... con cuento.

1 comentario:

  1. ¡Gracias por la reseña!

    Me encanta descubrir nuevos títulos que aborden la educación emocional.

    Un saludo.

    ResponderEliminar