viernes, enero 17, 2014


Los botines del lobo (2014)
Cuentalunas: México,
Ilustrado y escrito por Lorde.



"Había una vez .../ un lobo bohemio/ que vivía  en Brabante/ vendiendo buñuelos". Así empieza este cuento, escrito e ilustrado por Lorde, Los botines del lobo. La autora rompe con el rol habitual del lobo en los cuentos clásicos y lo convierte en un personaje sencillamente delicioso o bohemio, como se le califica en el primer verso.
El poemario está escrito en arte menor y mantiene un ritmo constante basado, esencialmente, en la rima asonante y en los paralelismos. Son habituales también las enumeraciones y los encabalgamientos que permiten que se acumulen las ideas. Por todo ello el texto es muy apropiado para los primeros lectores o los que están empezando a leer.
 Los botines del lobo, por otro lado, contiene un ingrediente que lo hace aún más especial: juega continuamente con la letra "b" ya que el propósito de la autora es, desde 2004 gracias al proyecto Cuentalunas, favorecer que los niños aprendan a leer y, a la vez se diviertan. De ahí que el libro se presente con un cuadernillo para que los pequeños puedan completar las "b" y pintar los dibujos.
Ahora bien, pese a que la idea es que, en esa ocasión, se aprenda la letra "b", el cuento huye del didactismo hueco ya que fomenta las vertientes lúdica y creativa en el niño.
El lobo protagonista, ansía unos botines de un color un tanto extraño, "burgundy" con "broches" y, después de viajar por diversos países todos con "b", llega a la casa de un barón -con monóculo- que coleccionaba botines. Tras diversas peripecias que incluyen una limpieza de los pies por parte del lobo, barón y lobo acaban brindando para sellar su amistad. Si el lobo no es ni mucho menos feroz, el barón resulta ser un excéntrico simpático. La peripecia concluye en Badajoz donde nuestro lobo "abrió una taberna / se montó un tablao/ y ahora es bailaor".
Otra particularidad del proyecto es que puede descargarse por internet.
Lorde, cuyo verdadero nombre es Lourdes García Esperón, ilustra, como hemos dicho, el relato. Capta instantes y destellos. Su lobo es real, pero se comporta con dulzura ya que, en todo momento, huye de los estereotipos.
Nos parece, en suma, una idea valiente y oportuna. Aguardamos las siguientes entregas de Lorde y aconsejamos a padres y educadores que comiencen a familiarizar a sus hijos con este lobo de pies bastos y bombachos que acaba bailando en Badajoz y calzando unos botines de color bugambilia. Ni más ni menos.

Texto Los botines del lobo
Cuaderno Los botines del lobo

0 comentarios:

Publicar un comentario