martes, febrero 12, 2013

El sueño de Matías
Leo Lionni,
Kalandraka, 2013. Libros para soñar.

                                                                                            

“El sueño de Matías”, de Leo Lionni, es un clásico de la literatura infantil. Gracias a Kalandraka podemos disfrutar, en una edición reciente y muy cuidada, de esta fábula moderna que va a permitir a las nuevas generaciones seguir soñando.
En esta ocasión, Lionni escoge el arte como muestra de libertad y de superación de las limitaciones personales. Matías es un ratón que vive con sus padres en una buhardilla destartalada. Sus padres esperan que sea médico, pero él quiere conocer algo de mundo. Un día, con sus compañeros, va a un museo y allí descubre la magia de los colores, de las formas, de las emociones. Matías ve que hay un mundo mucho más profundo que el que ve delante, gris y triste; que hay un mundo donde lo cotidiano se reviste de magia y donde es posible ser libre y ese mundo es el arte.
Las ilustraciones son también de Leo Lionni y muestran distintas tendencias artísticas, clásicas y modernas. De esta manera, el libro no solo es un festín para el alma, por el relato que cuenta, sino para la vista, por las espectaculares imágenes que incluye.
Matías, en suma, encuentra su camino y descubre el poder de arte que es capaz de trasformar cualquier cosa, cualquier realidad… Matías aprende que los sueños son poderosos y que hay que tratar de cumplirlos.
“El sueño de Matías” es un álbum que disfrutarán los niños y adultos de todas las edades, aunque, dada la sensibilidad especial de los personajes, cautivará a los pequeños lectores e, incluso, a los que aún no saben leer.
El mundo, visto desde los ojos de Lionni, es un lugar en el que aún es posible ser libre y ese sentimiento lo transmite a sus personajes quienes, adoptando comportamientos humanos, consiguen algo tan difícil como es la creación de un universo personal en el que está permitido ir contracorriente.
Vale la pena releer a Lionni y disfrutar con sus ilustraciones. No hacen falta excusas para hacerlo. La literatura infantil, gracias a autores de la talla de este italiano universal, alcanza una espléndida madurez… que nunca pasará de moda. En eso consiste ser "clásico".

1 comentario:

  1. Qué importante es que los niños crezcan al amparo del arte y eduquen su sensibilidad desde bien temprano.

    ResponderEliminar