domingo, marzo 01, 2015






No hay dos iguales,
Javier Sobrino. Catarina Sobral,
Kalandraka, 2015. (Libros para soñar)

Están en todas partes: "En las calles múltiples / de las ciudades / y en las avenidas ausentes de las montañas". Van y vienen. Se cuelan en las playas, en los puertos. Viajan muy rápido, saltan de roca en roca y se les puede ver, a distintas horas, en lugares diferentes. Aparecen antes o después de un momento especial o de una situación triste. Son parecidos, pero no iguales: "Unos son cortos / como un abrir y cerrar de ojos / y otros, largos / como el tiempo de esepera". Al narrador le gustan dulces, inesperados y cálidos. ¿Cómo te gustan a ti?
No hay dos iguales es un textos muy poético que se interna en el mundo de las emociones de una forma ocurrente y novedosa porque, mientras vamos leyendo y contemplando las ilustraciones, no sabemos a qué se refiere exactamente. Cada lector puede imaginar lo que desee hasta que, al final, en una hoja desplegable, se descubre el enigma. Javier Sobrino, el autor, se está refiriendo, a los besos.
Es, por lo tanto, un libro adivinanza cuajado de poesía porque son continuas las comparaciones, las enumeraciones y la alusión a lugares que evocan, en la imaginación del lector, otros mundos y otras realidades. Es un texto para leerse despacito, paladeando las palabras y contemplando las ilustraciones de Catarina Sobral, quien va jugando  con el tono bicolor en cada página mientras atrapa las imágenes del texto.
No hay dos iguales es un libro en el que las emociones se traslandan al lector y tienden un puente que nos lleva a interpretar nuestros propios sentimientos.
Justo, al final, cuando se desvela el misterio, el lector puede hacer suyo el texto puesto que se refiere a los "besos que tú me das".
Son varios los libros que aluden a los besos, algunos poéticos, otros en prosa, y que centran la afectividad infantil. No hay dos iguales aporta novedad al tema y curiosidad por abordarlo.
Además, insistimos, las imágenes, claras y esquemáticas, contriuyen a que el niño entienda todo ese trasiego que los besos, de norte a sus, de este a oeste, lleva continuamente sin parar porque, en un beso, viaja un flujo de emociones al que no debemos renunciar.
El libro se presenta en formato de álbum y va destinado a los más pequeños, desde 3 años. Sin duda, un regalo hermoso, lleno de color y de buena literatura.

2 comentarios:

  1. Hola!! Desde 5 ovejas negras te hemos dado el premio One Lovely Blog!! Un abrazo :) http://5ovejasnegras.com/2015/03/03/premio-one-lovely-blog/

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Honradísima con la distinción. Un abrazo. Anabel

    ResponderEliminar