miércoles, marzo 05, 2014



¡Hola! ¡Gracias! ¡Adiós! (Hola! Gràcies! Adèu!)
Elisenda Roca - Cristina Losantos,
Casals-Bambú, 2013. 


Nora y Martín son dos niños normales, alegres, simpáticos... ¿Qué problema tienen? Les sucede algo que es, hoy en día, contagioso: no saben ni saludar ni dar las gracias ni ser amables. No saben ponerse en el lugar de los demás y viven para ellos mismos. ¿Son egoístas? No diríamos tanto. ¿Son maleducados? Tampoco, porque no distinguen entre buena y mala educación. Ellos creen, sencillamente, que así están bien.
Elisenda Roca, de forma lúdica e imaginativa, crea una fábula literaria  en la que estos dos niños comienzan a desaparecer puesto que si no son capaces ni de saludar ni de agradecer nadie los ve. La situación es tan desesperante que se plantean el cambio y, poco a poco, vuelven los colores a su vida.
El mensaje no puede ser más claro y la autora se apresura a hacerlo global para que el lector no crea que es asunto solo de los protagonistas sino de cualquier persona.
¡Hola! ¡Gracias! ¡Adiós! es un libro breve, divertido y ocurrente, escrito en verso que muestra que la buena educación no es algo del pasado, sino bien actual. Las buenas maneras ayudan a que las relaciones personales fluyan mejor y es bueno que el niño las aprenda, no como una imposición pedagógica, sino como una manera de tener presente al otro, al prójimo, sea el padre, el educador, el tendero, el policía...
Cristina Losantos, por su parte, ilustra el texto con composiciones muy coloristas que resaltan los gestos, los rostros, las emociones. En la portada, por ejemplo, ya se observa a Nora y a Martín tapándose la boca como si hubieran olvidado algo: se han olvidado la educación.
Insistimos en que pese al innegable valor didáctico del texto, no nos parece trasnochado ni ñoño, porque tanto el texto como las imágenes son ocurrentes y permiten que el lector imagine algunas situaciones que, con seguridad, le son muy cercanas.
El libro va destinado a los lectores desde 7 años y se presenta en castellano y catalán. Podría ser un texto muy oportuno para padres y educadores aunque, en "eso" de la educación, toda la sociedad debería implicarse.








0 comentarios:

Publicar un comentario