martes, octubre 16, 2012


Una botella en el mar de Gaza (Una ampolla al mar de Gaza),
Valérie Zenatti,
Barcelona, Cruïlla, 2011.
  
Una botella en el mar de Gaza, de Valérie Zenatti, es el libro en el que se basa la película, recién estrenada, del mismo nombre. El relato, publicado por primera vez en 2007, narra la relación imposible y, a la vez, esperanzadora, entre una joven israelí, Tal, y un muchacho palestino, Naïm.
Una botella en el mar de Gaza está escrito en forma de mensajes de correo electrónico y reflexiones personales de los propios personajes, así la figura del narrador queda desdibujada para dar paso a las voces fuertes y potentes de los dos jóvenes.
Tal, una adolescente de 17 años, criada en un ambiente de respecto y que desearía superar las situaciones de violencia y de enfrentamientos que se viven en su país, decide lanzar una botella con un mensaje en el mar de Gaza. Desea que le conteste otra chica y, así, poder entablar una relación por correo electrónico, pero quien le contesta es un joven que se expresa, en principio, de forma irónica y distante. Tal no se da por vencida y, poco a poco, va calando en el ánimo del muchacho palestino.
La historia, muy actual, ahonda en las barreras puramente humanas que se empeñan en separar a las personas por razones absurdas como pueden ser, en este caso, la religión o la ideología política. Tal y Naïm son conscientes de los problemas que entraña esta relación y saben que, con probabilidad, nunca podrán conocerse, aunque, el final, abierto, tiende la mano al futuro.
Una botella en el mar de Gaza no solo se limita a recoger el sentir de estos dos jóvenes, sino que va más allá y, con delicadeza y realismo, muestra el dolor, las situaciones de violencia y el miedo que se viven en ambos lados del conflicto entre israelitas y palestinos porque, en el libro, no hay ni buenos ni malos. Simplemente muestra que el camino hacia la reconciliación es difícil, pero no imposible.
El relato está escrito de forma directa, como dijimos, y penetra en los pensamientos más profundos de Tal y Saïm, quienes, poco a poco, se van mostrando al lector en toda su grandeza. Las dudas, los deseos, la vida cotidiana, la sociedad en toda su miseria o su grandeza se pasean por las páginas de este libro que va destinado al público juvenil, pero que, sin duda, no tiene edad.
No sabríamos decir si es la historia de una amistad o de un amor incipiente, pero sí es un documento extraordinariamente vivo de un conflicto actual que, por obra de la literatura, ofrece una nueva esperanza.

0 comentarios:

Publicar un comentario