martes, septiembre 25, 2012

Mina San Telmo y el museo maldito (Un misterio policíaco sobre el arte moderno)
Javier Martínez,
Edebé, 2012.


Mina San Telmo es una niña de doce años y podría decirse que tiene una vida normal, de no ser por un pequeño detalle: es ya una escritora de prestigio gracias a su novela policíaca “La horrible muerte de Jeremías Blunt”. Mina vive con su tía Ágata y su hermano Rob, ya que sus padres, por distintos motivos, se encuentran de viaje. La joven promesa literaria se caracteriza por sus agudas dotes de observación y por una fina ironía que nunca abandona. Es un personaje realmente singular y, sin duda, causará sensación entre los jóvenes lectores.
Javier Martínez, el autor, inventa una trama muy bien orquestada, ya que él mismo se sitúa, por decirlo de alguna manera, al mismo nivel que los personajes. ¿Quién es más criatura de ficción? ¿Javier Martínez o Mina? Para el lector, ambos se nos antojan reales, muy reales.
“Mina San Telmo y el museo maldito” es in libro singular porque no es una novela sobre arte moderno ni una novela policíaca sin más, ya que une, de una manera curiosa y muy atractiva, suspense, aventura, emoción con erudición y eso es muy difícil de conseguir. Cuando un joven lector sospecha que su lectura está teñida de didactismo, suele dejarla, ya que no es eso lo que busca en la lectura. Ahora bien, garantizamos que no ocurrirá lo mismo con el texto que nos ocupa, ya que la información académica que contiene, y muy certera y documentada, se ofrece contextualizada con la historia y más bien es un ingrediente más del relato.
Mina San Telmo ve como su estrella literaria decae y recibe el encargo insólito de su editor, el Sr. Ling, de escribir una novela sobre arte moderno. Lo acepta porque tiene una idea, una idea disparatada que acaba fructificando. Así viaja a Londres y a París, en compañía de su tía y su hermano, para tratar de investigar el caso del asesinato de un coleccionista de arte al que robaron un único cuadro, firmado por un tal Sebastián Onka. Con la ayuda de un atípico inspector de policía, Weller, antiguo marchante de arte y buen conocedor de la pintura moderna, van, poco a poco, descubriendo toda una trama en torno al robo de grandes obras del arte moderno. No obstante, no es ésta la novela que acaba escribiendo Mina para su editor sino otra, que el lector no conoce, titulada “La horrible segunda muerte de Jeremías Blunt” que vuelve a ser un gran éxito de ventas.
Ahora bien… ¿quién escribe el relato que estamos reseñando? Pues el propio autor, Javier Martínez que, con la ayuda de los personajes, organiza un relato policíaco, sugerente y rápido de leer al que no le falta ningún ingrediente propio del género, pero que, como ya dijimos, tiene la virtud de ofrecer un paseo lúcido y claro por la pintura moderna, de la que se reproducen ciertos cuadros y de la que se dan muchas claves informativas. Van Gogh, Gauguin, Picasso, Frida Kahlo, Cézanne, Dalí, Gustav Klimt, Monet, René Magritte y tantos otros son piezas del puzzle en que se convierte “Mina San Telmo y el museo maldito”. No podemos olvidar, sin duda, los propios movimientos pictóricos y la línea sincrónica que se traza con acierto, sin dejar de lado referencias a escritores tan sugerentes como pueden ser Tolkien o Lewis Carroll.
Las situaciones y los personajes con los que se encuentra Mina son también curiosos, por no decir excéntricos y casi esperpénticos en muchos momentos. Los diálogos son uno de los ejes vertebradotes de la novela y permiten que el lector, joven o no tan joven, se acerque a la pintura moderna sin casi saberlo y entienda que, en el fondo, los artistas “escogían los estilos, o creaban estilos nuevos, para ponerlos en lugar del estilo que todo el mundo a su alrededor encontraría normal”.
En suma, un excelente libro para lectores exigentes, primer título de una colección de libros, publicada por Edebé, que seguirá su andadura por el mundo del cine y de la ciencia. Esperamos, con impaciencia, las próximas entregas protagonizadas por Mina San Telmo.









0 comentarios:

Publicar un comentario