viernes, agosto 02, 2013

Sira Sol
Mar Pavón - Blanca K
Amigos de papel, 2013


Sira Sol es un cuento mágico, cargado de ternura y de cariño hacia los niños. Está escrito e ilustrado por dos mujeres que, sin duda, aún conservan el brillo de la infancia en sus ojos, si no sería poco probable que captasen con tanto mimo qué siente la pequeña Sira al irse a dormir y cómo concilia el sueño.

Sin imaginación no se puede vivir ni sin fantasía ni sin ilusiones. En la cabeza de un niño anidan mil sensaciones, mil palabras, mil cuentos, mil deseos y mil quimeras. Sira, la protagonista del libro que hoy nos ocupa, cada noche se duerme con la música de su móvil. Esa sería la percepción del adulto, al observar cómo la niña contempla esas figuras cambiantes que danzan sobre su cabeza. Ahora bien, Mar Pavón sabe que las cosas no son así de fáciles y que si la niña se duerme con la sonrisa en los labios es porque tiene un secreto, el secreto de Sira y el Sol. Todos los animales que giran en su móvil están ligados a un sol que es quien les da vida y los agrupa. Así, una vaca, un gallo, una oca y un burro piden permiso a la niña para girar y la niña, con un guiño, se lo otorga, pero es el sol quien pone condiciones: todos girarán a su alrededor. Y eso a los animales del móvil no les importa lo más mínimo porque, por fin, son el centro de atención de alguien, de Sira. La niña es la única que entiende que su móvil no es solo un juguete, porque contempla con los ojos del corazón.

Y así, despacio, Sira se va quedando dormida, por eso no ve a un último animal que ya no llega a tiempo de girar porque, el pobre, como buen caracol, es muy lento.

Sira Sol está escrito por Mar Pavón de manera cautivadora, manteniendo estructuras paralelas y permitiendo que, como en una pequeña obra de teatro, todos los personajes tengan su actuación. Sira los contempla y se deja seducir por ese vaivén que la lleva al sueño. Las ilustraciones de Blanca BK muestran a Sira como una espectadora de excepción, porque acompaña a cada uno de los animales. La ambientación es nocturna, pero está tan llena de luz que representa que, para Sira, dormir es la puerta a la fantasía. Los animales, el sol, los signos musicales… todos arropan el texto y permiten al pequeño lector o al que aún no sabe leer que se deleite con las imágenes y se imagine también dormido, como la propia Sira en la portada, entre todos los animales.

Sira Sol está editado por Amigos de Papel y es un libro muy cuidado, que muestra una tipografía cambiante, adecuada para los pequeños lectores. Sin duda, es un cuento para ser leído por las noches, como preparación al sueño e introducción a la magia de la fantasía infantil. Sira Sol demuestra que la hora de dormir no es el final del día, sino el principio de una aventura.

0 comentarios:

Publicar un comentario